NEUROPSICOLOGÍA

La neuropsicología es la disciplina que estudia los efectos que aparecen como consecuencia de una lesión cerebral como pueden ser los problemas cognitivos, psicológicos, emocionales y conductuales. Estos déficits pueden estar provocados por accidentes cerebrales o por la aparición de enfermedades neurodegenerativas entre ellas el Alzheimer o el Parkinson.

Se centra en el conocimiento de las bases neurales y en la rehabilitación de los procesos mentales complejos: pensamiento, procesos atencionales, memoria, lenguaje, funciones ejecutivas y formas complejas de motricidad y percepción.

La Neuropsicología interfiere en diferentes Ámbitos de Actuación.

VALORACION NEUROPSICOLÓGICA

I. Se recomienda una valoración neuropsicológica en situaciones que se sospeche de un posible déficit cognitivo o de conducta relacionado con el cerebro:

– Daño cerebral adquirido (Accidentes cerebrovasculares y Traumatismos Craneoencefálicos).

– Dificultades del aprendizaje en el desarrollo del niño.

– Trastorno de déficit de atención-hiperactividad (TDA-H).

– Trastornos generalizados del desarrollo (alteraciones del lenguaje, relaciones sociales, patrones de conducta inadecuados entre otros).

– Trastornos neuropsiquiátricos.

– Cuadros epilépticos.

– Enfermedades y tratamientos médicos.

– Efectos de sustancias tóxicas y drogas.

– Demencias.

– Deterioro de memoria asociado a la edad.

II. Uso de test y pruebas estandarizados y normalizados.

III . Diagnóstico del daño cerebral.

REHABILITACIÓN COGNITIVA

I. Establecimiento de objetivos terapéuticos en función de:

– Nivel de dependencia.

– Perfil cognitivo: puntos débiles y fuertes.

– Conciencia del déficit.

– Implicación familiar.

II. Elaboración del plan de rehabilitación personalizado:

– Optimizar funciones atencionales.

– Mejorar la velocidad de procesamiento de la información.

– Disminución de los problemas de aprendizaje y memoria.

– Disminuir el déficit ejecutivo.

– Aumentar la conciencia de enfermedad.

– Recuperación de la funcionalidad, autonomía y máxima.

independencia.

III. Técnicas:

– Modificación ambiental: Adaptación del entorno.

– Estrategias compensatorias: Entrenamiento de estrategias externas e internas.

– Técnicas de restauración: Entrenamiento de la función dañada mediante ejercicios personalizados e individualizados usando técnicas tradicionales de papel y lápiz así como el uso de nuevas tecnologías.